Viernes , 18 Agosto 2017

Tarta de galletas y plátano

Los que me conocéis sabéis que tengo una hija muy original. Para su tercer cumpleaños, cuando otras niñas piden una fiesta de princesas, ella estaba empeñada en tener “un cumpleaños de plátanos con invitaciones de plátanos, tarta de plátano y muchos plátanos” (Palabras textuales). Al final, y después de algunas pruebas, hicimos unas invitaciones pelables de plátano, esta estupenda tarta de plátano y galletas y repartimos polos jungly para todos los niños. Debió de ser suficiente, porque no hubo queja 😀

tarta de galletas y plátanoOs dejo la receta de la tarta de galletas y plátanos, que tuvo mucha aceptación.

INGREDIENTES

  • invitación a la fiesta de plátanos

    La invitación a la fiesta de plátanos

    Galletas tostadas rectangulares (algo menos de un paquete estándar)

  • 300 ml de leche y un poco más
  • 200 ml de nata de montar
  • 250 gramos de queso tipo Philadelphia
  • 1 sobre de cuajada
  • 2 hojas de gelatina neutra
  • 9 cucharadas de azúcar moreno
  • 3 plátanos maduros
  • 1 cucharada de mantequilla
Corte de tarta de galletas y plátano

Si la desmoldamos, el corte de la tarta de galletas y plátano es, sencillamente, espectacular

Para decorar:

  • 2 plátanos
  • Caramelo líquido
  • Chocolate de cobertura o cobertura de chocolate
  • 1 limón

PREPARACIÓN

Ponemos a calentar en una olla la mayor parte de la leche (dejamos un poquito en un vaso aparte para disolver la cuajada), la nata y 6 cucharadas de azúcar moreno. Mientras rompe a hervir, ponemos en un cuenco con agua fría las hojas de gelatina que se vayan hidratando, mezclamos el sobre de cuajada con la leche que habíamos reservado, pelamos y cortamos tres de los plátanos, y los freímos con ayuda de la cucharada de mantequilla durante un par de minutos. Cuando se retiran del fuego, se les añaden las tres cucharadas de azúcar moreno que nos quedaban. En este momento debe quedar poco tiempo para que hierva nuestra olla, en el momento en el que rompa a hervir, echamos los plátanos, el queso, y la leche que habíamos reservado con la cuajada, y lo dejamos que vuelva a hervir, apartándola del fuego y dejándola enfriar en cuanto esto suceda.

Mientras hierve o no hierve, podemos aprovechar el tiempo para forrar con papel vegetal el molde que vayamos a utilizar (esto nos va a ayudar a la hora de desmoldar), y empezar a mojar (poco) galletas en leche y hacer la base de la tarta. (Es importante no mojar mucho las galletas, ya se ablandarán con la crema, si se mojan de más peligrará la estabilidad del conjunto, no queremos servir nuestra tarta con una cuchara en lugar de con una paleta). Tendremos la precaución de hacer dos capas de galletas por una de crema, finalizando con dos capas de galletas.

Ahora, dependerá de si vamos a desmoldar la tarta después, o la vamos a servir directamente del molde. Si la vamos a desmoldar, podemos fundir chocolate fondant y echar una fina capa (si es muy gorda el chocolate se comerá todo el sabor del plátano), que servirá de base de la tarta cuando la sirvamos. Si no la vamos a desmoldar, podemos poner una capa de cobertura de chocolate, (nosotros hemos usado una que venía ya hecha, pero se puede hacer casera, (no teníamos mucho tiempo) o no. Ambas versiones son ricas, aunque el chocolate le da un punto de contraste agradable si no te pasas de cantidad. Cuando acabamos, metemos la tarta al frigorífico al menos tres horas.

Cuando sacamos la tarta, podemos darle la vuelta o no (si le damos la vuelta será más espectacular, todos lo sabemos, pero siempre es más difícil), en toco caso, pelaremos y partiremos en rodajas lo más iguales posibles los plátanos, y los echaremos en un bol con el zumo del limón para que se empapen bien. Esto les dará un agradable sabor ácido que contrarresta el dulzor de la tarta, e impide que se pongan negros. Con ellos recubrimos toda la parte superior de la tarta.

El caramelo podemos hacerlo casero o no. Nosotros usamos caramelo líquido ya hecho, así que lo echamos en un bol, le añadimos un poquito de agua para hacerlo menos espeso y mas clarito, y pintamos nuestros plátanos abundantemente con él.

El resultado es espectacular.

NOTA 

Es una tarta estupenda para hacérsela a niños alérgicos al huevo (llevando cuidado en que las galletas utilizadas no lo lleven en su lista de ingredientes, claro). Además, no tiene por qué ser de plátano, ya que hay muchas frutas que se prestan a ser utilizadas en este tipo de crema (fresas, melocotones, kiwis, etc)

Acerca de polillaculinaria

avatar
Farmacéutica, tecnóloga de los alimentos, scout, ama de casa y mamá. . Recibe su nombre por su incapacidad de despegarse de las pantallas brillantes. Lo que no sabe, está en internet.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.Los campos marcados son obligatorios *

*

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com